Entradas mas vistas del último mes

¡Empieza la Super Semana!

¡Empieza la Super Semana! O sea, la semana antes del Super Sunday. O sea, la semana de la Super Bowl.

Las novedades siguen viniendo desde el frente abierto la semana pasada, el cual promete seguir teniendo recorrido. Se trata del asunto de los balones de Patriots, y la verdad merece nuestra atención. Porque la teoría de que 11 balones pudiesen perder presión hasta rebasar el límite (por debajo) por sí mismos, o por la madre naturaleza, no es valida. Ya lo ha dicho Bill Nye.



Repito por enésima vez que eso no afecto al resultado del partido, pues solo se jugó con balones no reglamentarios la primera mitad de aquel AFC Championship, y la brecha en el marcador se abrió en el 3rd quarter. Pero alguien dentro del organigrama de Pats la ha cagado (intencionadamente o no), y se han de depurar responsabilidades. La última confirmación es la de que se usaron los mismos balones en la segunda mitad tras re-hincharlos, y tras su uso no perdieron presión. Esto solo deja una conclusión, los balones llegaron al inicio del partido manipulados, después de que en la revisión de árbitros (2 horas antes del partido) estuviesen correctamente hinchados.

Pero hay más novedades sobre Patriots. Brandon Browner se ha convertido en uno de los jugadores más entrevistados de los de New England. El CB logro el anillo el año pasado con Seahawks, pero se paso toda la postseason apartado del juego por sanción por uso de sustancias. Ahora en Patriots, esta ante la opción de jugar al Super Bowl y sacarse la espina.



En el lado de Seahawks viven muy tranquilos. Saben que todo el asunto de los balones puede espolear a Patriots, pero es un riesgo a correr a cambio de la tranquilidad con la que se han tirado estos días. Aparte del semanal aviso por parte de la NFL a Marshawn Lynch de que no haga gestos obscenos en el campo, el foco a estado alejado de ellos. Pero prepararos para toda una semana de debates sobre el duelo Tom Brady vs. Richard Sherman. Sherman responderá siempre a su partícula manera, y atraerá el foco hacia él. Por cierto, el codo lesionado de Sherman está listo para la acción.

Lo de Pete Carroll con los Patriots no es un debate, si no más una revisión de la historia. Recordar todos que Carroll entreno en New England de 1997 a 1999, siendo el ultimo HC de Pats no llamado Bill Belichick. Han pasado más de década y media, y tampoco fue un despido traumático para Carroll, pero no dudéis que estas cosas le motivan. Ya sacara un calendario de 1999 y lo pondrá en la pared del vestuario, o algo así.


Os dejo aquí mi calendario particular: el jueves previa de la SB, el sábado resumen de las últimas sensaciones antes del partido. Y por supuesto, toda la información cuando suceda en Twitter

2 temporadas muy similares hasta la Super Bowl

Por motivos de tiempo (falta de) me veo obligado a fusionar los 2 artículos que tradicionalmente hago repasando las temporadas de los participantes de la Super Bowl. Y la verdad, no me ha sido difícil estructurar el artículo, porque veo similitudes entre Seahawks y Patriots. Ambos tocaron fondo a principio de temporada (en el estado de Missouri, curiosamente), y recuperaron hasta llegar a la seed #1 (ambos con record de 12-4, curiosamente).



¿Cuándo tocaron fondo los Patriots? Week 4 en Kansas City. La contundente derrota 14-41 ante los Chiefs desato todas las alarmas. El partido en general de todo el equipo fue el peor posible. Ahí se encontraban 2-2 (derrota en Miami y victoria pírrica ante Raiders, incluidas), en una sorprendentemente competitiva AFC East (por aquellas fechas).

Patriots respondieron bien, como suelen hacer tras partidos malos. Pasaron por encima de Bengals y Bills, y salvaron los muebles en un partido en el que los Jets casi remontan en Foxboro. Valoremos mucho ese partido, porque otra derrota hubiese puesto a Patriots más cerca del estado de ánimo post-Chiefs, que el post-Bengals. Pero esa victoria ante Jets mantuvo la mar calmada, que se calmo aun mas tras contundentes victorias ante rivales de nivel (que serian equipos playoffs) como Broncos, Colts y Lions.

A finales de noviembre vino la 3º derrota, contra otro rival de calibre campeonato, los Packers. Pero bueno, aquel fue un duelo bastante igualado, decidió por la mayor efectividad de Packers para alargar sus drives con el juego de suelo. Y contra Packers, y en Lambeau. Pero incluso con esta derrota los Patriots estaban cómodos en la seed #1, al tener ganado el desempate respecto a Bengals, Colts y Broncos.

En la week 16, de nuevo los Jets les pusieron en demasiados apuros (mismo final que en la week 7: FG fallado de Jets y aguantan la victoria). Y precisamente esa victoria fue la que dio la seed #1 matemáticamente a Patriots. Valiosa recompensa, porque no podemos decir que la ventaja de campo no haya sido un factor en los playoffs para ellos, más en un AFC Championship contra un dome team (Colts).



¿Cuándo tocaron fondo los Seahawks? Week 6 en St. Louis. Ya llegaban un poco tocados, aunque las derrotas ante Chargers y Cowboys (esta en Seattle) se podían compensar con haber ganado a Packers y Broncos (en Denver). Pero esta derrota ante Rams venia tras la de Cowboys, y el peso de ella se apilo sobre un montón ya grande de criticas previas. Contribuyo la manera en la que se cayó en St. Louis, con un equipo incapaz de remontar  y una defensa incapaz de controlar el partido. Signos totalmente contrarios a los que debía mostrar un campeón.

Empezó entonces un periodo de victorias feas. Decía yo por aquellas fechas (en las que muchos daban por más que muertos a los campeones), que si seguían ganando feo pero ganando, acabarían ganando bonito. Creía firmemente en eso porque eso es lo que pasa con los equipos diesel, donde el bloque brilla por encima de las estrellas.
  
Victorias feas ante Panthers y Raiders confirmaron el inicio de tendencia. La derrota en Kansas City (Chiefs pueden presumir de haber ganado a Pats y Seahawks) parecía hacer desviar la ruta hacia la recuperación, y más cuando Chiefs derrotaron a Seahawks usando su propia medicina de carrera y defensa.


Parecía una señal mala que venía antes de un periodo de 5 semanas en las que se enfrentarían 2 veces con Cardinals y 49ers (con quienes luchaban a brazo partido por la NFC West), más un partido en Philadelphia. Pero Seahawks sacaron el musculo que exhibieron en el final de 2013, y cerraron la temporada con 6 partidos seguidos ganados. Mismo musculo, mismo estilo, mismo bloque, mismo resultado: NFC Champions.

Championship Round Playoffs 2014-15: El después

Aun hipnotizado por los highlights del NFC Championship, escribo esta crónica de lo sucedido ayer. ¡Tenemos Super Bowl! En 2 semanas menos un día, Patriots vs. Seahawks en Arizona. ¡Que empiecen los preparativos! Pero antes…

Merecen el mismo tiempo de análisis los últimos 10 minutos del NFC Championship que los primeros 50. Bueno los primeros 15 si que merecen especial atención. Ahí hubo 3 drives de Seahawks (INT en la 3ª jugada, fumble en el kickoff y 3&out) frente a 4 de Packers (INT en la endzone, FG desde la yarda 1, otro FG desde la yarda 1 y TD). Dominio total de los visitantes que “solo” se salda con 13 puntos. Esos FGs desde la yarda 1 son bastante cuestionables.



Antes del descanso Rusell Wilson lanzaría 2 INTs mas, Aaron Rodgers otra, y Mason Crosby anotaría otro FG. El bloqueo mental de Seahawks iniciado ya el 3rd quarter es enorme. En 8 drives habían generado 58 yds y 0 puntos. La defensa mantenía al equipo con algo de vida. Y el pellizco que movió al equipo y a la grada llego son los STs, fue un fake FG ejecutado a la perfección por Jon Ryan y Garry Gillman.

Ya bien entrados en el último cuarto el marcador estaba 19-7, y entonces Russell Wilson lanza su 4ª INT. Yo ya pensaba en ir recogiendo los bártulos. Para cuando Seahawks recuperaron el balón de Packers quedaban 3:52, y necesitaban 2 TDs. Es tiempo para ello si tu ataque tiene la explosividad necesaria fuera de la línea de números. Pero con estos Seahawks diesel, me parecía totalmente imposible. ¿Y qué paso?



Paso un TD de carrera de Wilson, mas onside kick dramático recuperado por los locales, mas TD del dominante Marshawn Lynch, y más la 2 pt conversión más improbable de la historia reciente. De repente lo imposible se hizo realidad. Seahawks ganaban de 3. Y les sobraron 1:25. Tiempo que Packers usaron para anotaron un FG en un drive que como casi todos los suyos se atasco cuando se acercaron a la goal line.

Seahawks ganaron el sorteo de la prorroga (nota a la NFL: cambiar las reglas), una prorroga que duro poco mas de 3 minutos, lo que tardo Jermaine Kearse de redimirse de un partido horrible, anotando los 6 puntos de la victoria. Tan horrible como el de Russell Wilson. Sus lagrimas al final del partido eran las de alguien que sabía que había hecho el peor partido de su vida, pero su equipo le había dado una oportunidad de redimirse dentro de 15 días.



Cualquier crónica del AFC Championship languidece en comparación con la que acabo de escribir. Pero es que el partido duro 3 cuartos, no 5 como el otro. Patriots dominaron a Colts como lo habían hecho ya en anteriores ocasiones, por el suelo. Belichick canto 40 carries para 177 yds. Patriots tuvieron el balón un 63% del tiempo de partido. Pero gracias a una INT lanzada por Tom Brady, seguida de un drive para TD de Colts, estos se mantuvieron en el partido. Al descanso 7-17.


Pats recibieron para abrir la 2ª mitad, se pusieron el  buzo de trabajo, y así comenzó el 3rd quarter que seco a los Colts y a sus esperanzas. 3 TDs de Patriots en 3 posesiones, frente a 2 punts (3&outs) y 1 INT en las 3 posesiones de Colts. El último cuarto fue testimonial. Los visitantes fueron simplemente peores que los locales, en cualquier faceta del juego. Pero tranquilos fans de Colts, de cara al año que viene, el equipo solo puede ir de aquí hacia arriba. Habrá más oportunidades.

AFC Championship 2014-15: El antes

Domingo a las 12:30 de la madrugada, en Foxboro, Colts vs. Patriots por un puesto en la Super Bowl. Las probabilidades de lluvia son altas, las de que me tenga que perder el partido por la hora muy altas. Una pena.

Colts llegan enchufados. Son la seed mas baja (#4) que esta aun en juego, y tienen ese halo que rodea a los equipos que van de tapados. El brazo caliente de Andrew Luck debe seguir liderando ese ataque aéreo, el más prolífico de la temporada. Pero debe ser aun más eficiente, porque se puede. Nos hizo a todos gracia esas 2 INTs que lanzo Luck en dos ocasiones de 3rd down ante Broncos. Parecían lanzadas a posta, como asumiendo que se tendría que puntear de todas maneras. Pero estamos hablando de 3rd down, no de 4th. Se trata de un down perdido y un riesgo añadido, porque te puedan devolver el balón para 6. Eso no debe pasar.



En defensa no podemos dejar de pensar en los 2 últimos partidos entre estos dos equipos (playoffs 2013-14 y temporada 2014), donde los RBs de Patriots sumaron 485 yds y 10 TDs. Bill Belichick es ese tipo de persona que por dar un golpe de efecto puede no cantar más de 10 jugadas de carrera en todo el partido del domingo, pero la apuesta más segura es no pensar eso. Colts van a tener que tener a un hombre de más en la caja, y eso implica que los DBs deben estar perfectos. Especialmente tapando a Rob Gronkowski por el medio.

Los locales, a raíz de estas geniales actuaciones de su juego de carrera, tienen la llave para decidir qué hacer. Si siguen corriendo las posibilidades de ser efectivos son altas. Si cambian, puede que pillen a Colts con la pierna cambiada. Pero todo esto son supuestos, lo único seguro es que un juego equilibrado será efectivo. Quizás convenga huir de las screen plays que no sirvieron de nada a Broncos la semana pasada. Julian Edelman y Danny Amendola deberán buscar la espalda de los DBs de Colts.



Y en defensa, presión, por supuesto. La OL de Colts estuvo perfecta la semana pasada, luego va a ser un difícil muro que franquear. No hace falta llegar a alcanzar a Luck, con hacerle sentir incomodo y obligarle a rifar algún balón, puede que baste. Eso y vigilar a Dan Herron, ya que el RB se ha convertido en la válvula de seguridad de Luck cuando se enfrenta a presión.


¿Pronostico? Mañana en Twitter.