Entradas mas vistas del último mes

Previa College Football 2014 (2/2)

Como ya explique en la primera parte de la previa, ahora tenemos 5 conferencias un sub-nivel por encima de las otras 5. Independents  aparte quiero decir. Esa paridad de 5-y-5 ha llegado con  la caída de la conferencia que un día fue la Big East, la American Athletic Conference. Esta ya ha perdido todo el poder que le quedaba, con la fuga de sus grandes programas a otras conferencias. Las ultimas en irse, Louisville y Rutgers.

East Carolina juegan muy bien, ya lo veréis. 


Los equipos que debutaran son East Carolina, Tulane y Tulsa, todos llegados de la C-USA. Así tenemos 11 equipos que jugaran en un formato sin divisiones. De los nuevos vecinos East Carolina es en mi opinión el que más puede inquietar a los antiguos inquilinos. Curioso que con esta llegada a la American renueven una vieja rivalidad perdida con UCF, el actual campeón. Pero UCF puede sufrir la perdida de Blake Bortles, lo que abre la puerta a otros como Cincinatti o Houston.

La MW (que ya no se llama MWC) lleva siendo la conferencia más potente de este subgrupo. El año pasado la lucha interna devaluó el status del campeón que no pudo ir a una BCS Bowl. Pero este año aun incluso con eso, el campeón de la MW podría ser el invitado a la fiesta de los de arriba. En la West Division fue donde hubo más tortas el año pasado, pero a Fresno State y San Jose State se les han ido sus grandes figuras. Y UNLV está sancionado sin bowls. Así que San Diego  State es el gran favorito. Y en la Mountain Division la pelea entre Colorado State, Boise State y Utah State va a estar muy entretenida. Como toda la conferencia desde hace años.

Apuntaos el Colorado State vs. Boise State de la week 2.


La MAC lleva unos años de bonanza, pero muchos de los jugadores de esta época dorada han acabado ya su época de college, y se va a devaluar mucho la conferencia. Hemos visto a mucho jugador de Buffalo, Kent State, Ball State, Northern Illinois o Central Michigan pasar por el draft. Este año en la East podríamos encontrar al equipo más fuerte de la conferencia, y este en mi opinión es el mismo que el año pasado, Bowling Green. La defensa de BG es muy buena, y debería poder repeler los ataques de Buffalo o Ohio. Y en la West, Toledo podría ser un incomodo rival para Ball State y NIU. Habrá que vigilarlos.

La C-USA ha perdido equipos, como ya dije arriba. Solo han llegado 2 equipos (Western Kentucky y Old Dominion) para reemplazar a 3, así que la conferencia estará coja hasta el año que viene. En la East Division tendremos a los 2 nuevos en un grupo de 7. Aquí Marshall parece que puede dominar, salvo que Florida Atlantic mejore significativamente. En la West Division, de 6 equipos, la batalla puede ser muy intensa con Rice, UTSA y North Texas. Aquí permitidme una apuesta personal, y es North Texas.

Me gustan los tapados, me gusta North Texas.


La Sun Belt se había quedado en los huesos  tras varios años de equipos que se iban a otras conferencias mejores. La Sun Belt lleva muchos años lleva siendo el patito más feo, pero a su vez sirve de puerta de entrada a equipos que vienen de FCS. Este año ingresan 4 equipos, 2 de FCS (Appalachian State y Georgia Southern) y 2 que tras la desaparición de la WAC hace 2 años pasaron por Independents el año pasado (Idaho y New Mexico State). Así han alcanzado la cifra de 11 en una conferencia sin divisiones, una gran mejora. De hecho por fin tienen 3 invitaciones seguras para bowls, que antes eran 2 más una condicional. Para el titulo los candidatos más fiables son los co-campeones de 2013, Louisiana-Lafayette y Arkansas State. Troy o Lousiana-Monroe podrían añadirse a ese grupo de 2. 

Previa College Football 2014 (1/2)

Estamos ante el primer año de college football playoff. He elegido dividir en dos partes la previa. La primera con las “Power Conferences”, y una segunda con el resto. El motivo es la mayor diferencia entre ellas a raíz del debut del playoff football. De lo poco malo que ha traido esta nueva era. El caso es que en la estructura de este formato este salto diferencial es mayor entre una mitad de las conferencias y la otra mitad. Ahora lo explico.

El nuevo objeto del deseo.


Al Championship Game llegaran 2 equipos procedentes de unas semifinales. Un comité elegirá a los 4 mejores equipos de la temporada regular y los emparejara por rankings en esas semifinales. Para estas semifinales se irá rotando entre un grupo de bowlsde pedigree” (Rose, Sugar, Peach, Fiesta, Cotton y Orange). Para las otras 4 bowls se elegirán los campeones de las 5 conferencias mayores (ACC, Big Ten, Big 12, Pac-12 y SEC) que no estén en playoffs, mas 7 equipos elegidos por el comité. Fuera de estas “Power  Conferences” pueden entrar Notre Dame si cumple unos requisitos y el mejor campeón de las otras divisiones (American, MWC, MAC, C-USA y Sun Belt).

La ACC le ha quitado el trono que tenia pegado al trasero a la SEC. Florida State es el actual campeón y máximo favorito para el titulo de 2014. Estará complicado porque con el sistema de playoffs ganar el campeonato es un partido más difícil. La ACC es menos competitiva que la SEC o la Big Ten, y eso les beneficiaria. Aun así, muchos les intentaran plantaran cara dentro de su Atlantic Division (Clemson, Louisville, Syracuse o Boston College) y en un posible ACC Championship.

En la Coastal Division habrá mucha batalla con hasta 6 equipos en liza. Aunque Georgia Tech, Duke y North Carolina puede que estén un poco por encima de Miami, Virginia Tech y Pittsburgh. No me atrevería a apostar por ninguno de esos 6. Este año ligado a la ACC estará Notre Dame. En un intento de añadir dificultad a su schedule para que las victorias tengan más peso en los rankings, han firmado una clausula para jugar contra 4 equipos ACC cada año. Este año entre ellos estará FSU.

Florida State son favoritos, pero la dificultad es máxima.


La SEC seguirá siendo un campo de minas. Y la Western Division tendrá el privilegio de ser la división más dura. Alabama y Auburn son los 2 monstruos, con LSU, Mississippi State, Texas A&M y Ole Miss capaces de hacer caer a uno de los 2 jefes, y por supuesto zancadillearse entre ellos. En la Eastern el nivel es bastante menor. Georgia, Missouri, South Carolina y Vanderbilt han perdido jugadores muy importantes el año pasado para ellos. Quizás, por historial reciente, Georgia y South Carolina tengan más posibilidades, pero es difícil aventurarse.

La Big Ten recibe 2 miembros nuevos (Maryland y Rutgers), y esto propicia una restructuración de las divisiones, esta vez de una manera más lógica. En el East han metido a Ohio State y Penn State junto a Michigan y Michigan State, lo que nos va a dar una división muy poderosa (aunque Penn State sigue sancionado sin bowls). Solo de pensar en el Ohio State vs. Michigan State ya te aceleras. La West tiene menos nivel pero habrá igual batalla entre Wisconsin y Nebraska. Minesotta e Iowa serán clave en las schedules de ambos, pero también podrían entrar en la pelea por la división.

Ohio State vs. Michigan State es uno de los partidos mas marcados en el calendario.


La Big 12 sigue conservando su formato sin-divisiones y con ello cierto encanto, aunque nos prive de un partido final. Aquí hay 2 peces gordos que en mi opinión tienen bastante margen con el resto de los equipos, y son Baylor y Oklahoma. Oklahoma aparece muy alto en los rankings, con un equipo joven e ilusionante. Y Baylor sigue siendo el equipo más rápido al este de las Rocosas. No veo a Oklahoma State, Kansas State o la revolucionada Texas al nivel de esos 2.

En la Pac-12 esta otro de los equipos que más expectativas está levantando. De ahí que partan como favoritos en su división y la conferencia. Pero que no os suena a pan comido porque no lo seria en el caso que pase. Primero en la South Division tienen que hacer frente a los vecinos de USC. Arizona y Arizona State han perdido nivel pero también son piedras en el camino. Y luego está la North Division con los sempiternos Stanford y Oregon, que de hecho están en la schedule de UCLA este año. Aparte en esta división habrá que vigilar a Washington y Oregon State que vienen de tapados y pueden aguar mas de una fiesta.

Como veo el 2014 (mojándome lo justo y necesario)

Estoy tan aburrido de la preseason que he decidido adelantar 2 semanas el articulo con mi particular predicción. Este año me mojo más que el año pasado, que hice una especie de juego de deducción con pistas. Este año he dividido a los equipos en 4 grupos en función de sus posibilidades de visitar los playoffs. Os chocara ver algunos equipos en donde están colocados, pero tranquilos que yo os explico con que cristal los he mirado.

En el grupo 1 tenemos a 7 equiposRavensColtsPatriotsBroncosEagles49ers y Seahawks. Algunos casos son bastante evidentes por la continuidad de los proyectos en equipos ganadores. ColtsRavens y Eagles son seguramente equipos de menor entidad que los otros 4, pero el acceso a playoffs por su división esta fácil. Por cierto, obviamente de entre Seahawks y 49ers solo uno puede ser campeón de división, con lo que eso supone en ventajas en los playoffs.

Grupo 1: "Apuesta segura".

En el grupo 2 tenemos a 11 equipos: Steelers, Jets, Packers, Rams, Jaguars, Chargers, Panthers, Titans, Bears y Giants. Si, 11 para solo otros 5 puestos de playoffs, no me he pillado los dedos. Pero hay explicación para todos. Aquí tenemos a equipos de las 2 divisiones no representadas en el primer grupo. A Bears y Packers les tengo peleando por la NFC North, aunque creo que aun con problemas en defensa los Packers prevalecerán. La NFC South la veo el patito feo de este año, con un bajón fuerte en Panthers y Saints. El que pierda en la NFC North si le veo en la lucha por wildcard, no así en la NFC South.


En la AFC la wildcard estará más barata que en la NFC. De ahí que se cuelen nombres que igual no suenan en todas partes, como Jaguars, Titans, Jets y  Steelers. Creo que con sus schedules sus ataques pueden tapar las deficiencias de sus defensas. Son los vientos del football moderno. El caso de Jaguars es al revés, aquí la defensa va a estar de dulce. Y en la NFC le tengo mucha fe al bloque de Rams y la resurrección de los Giants

Grupo 2: "Dentro de la pelea".

En el grupo 3 tengo metidos a equipos que en mis cálculos no entrarían en playoffs salvo ampliando mucho el margen de error de mis números. ¿Y qué hay de diferente con respecto al grupo 4? Pues que ese tiene aún mas distancia con el grupo 2. Aquí encontramos a 5 equipos: Browns, Bengals, Dolphins, Cardinals y Lions. Hay un equipo que sube, los Browns, cuya defensa creo que ha mejorado enormemente. Un equipo que aquí estaba el año pasado, los Lions, que siguen un paso por detrás. Dos equipos que bajan, Dolphins y Bengals, que estaban en una burbuja ya pinchada. Y un equipo que de no ser por las lesiones y por vivir en la división mas fuerte estaría más arriba, Cardinals.
Grupo 3: "Apuestas arriesgadas".

Y en grupo 4 los más débiles: Texans, Bills, Chiefs, Raiders, Buccaneers, Vikings, Falcons, Cowboys y Redskins. Os sorprenderá mucho ver aquí a los Chiefs, pero el equipo ha empeorado mucho y la schedule de este año es un infierno comparada a la del año pasado. Os sorprenderá seguro ver a los Falcons o los Redskins, pero aun no están para volver a lo que fueron. Y os sorprenderá o no ver aquí a los Cowboys, pero lo cierto es que tienen una defensa capaz de batir históricos records negativos. Les veo más preocupados en el 1st overall. He dicho. Aquí si me mojo.
Grupo 4: "No pondría dinero".

Previa 2014: NFC South

El caso de los Atlanta Falcons es un tanto especial. El año pasado salió mal todo lo que podía salir mal, y un equipo de playoffs en 2012 se convirtió en uno de los peores equipos de 2013. El staff debe recuperar la confianza en sí mismos de una plantilla confusa consigo mismos. Plantilla a la que han añadido a Jon Asamoah, Tyson Jackson y Paul Soliai. Pero eso no es todo. Deben de hacer frente a 3 retiradas de titulares, Jason Snealing, Tony Gonzalez y Periah Jerry. Además han perdió en free agency a Jeremy Trueblood y no han renovado a Asante Samuel. Y deben ya digerir su primera lesión, la de Sean Weatherspoon para todo el año.

Con tantos cambios más vale que repasen hasta lo básico.


Pero para caso especial el de los Carolina Panthers. Normalmente cuando en un proyecto de equipo se llega a playoffs por primera vez, hay un riesgo de regresión en la calidad del equipo por que otros equipos te roban a los coordinadores para puestos mayores en sus staffs. Aquí no ha sido ese el caso, aquí lo que ha habido es desbandada de jugadores.

Ted Ginn, Brandon LaFell, Steve Smith, Mike Mitchell y Captain Munnerlyn se han ido a otros equipos. Travelle Wharton y Jordan Gross se han retirado. Drayton Florence y Quintin Mikell no han sido renovados. Eso son 9 colaboradores importantes del equipos de 2013. Y para colmo Greg Hardy podría enfrentarse a una sanción en septiembre. Van a ser claves las altas en algunos grupos como el de receptores (Jason Avant, Tiquan Underwood, Ed Dickson y el rookie Kelvin Benjamin) y la secondary (Thomas DeCoud y Roman Harper).

Los New Orleans Saints han decidido tirar de bloque sin hacer muchos cambios. Un bloque cuyo estilo de juego viene los tiempos de la Super Bowl ganada. Pero poco a poco algunos de los participantes en aquella van tomando la puerta de salida. Lance Moore, Malcom Jenkins, Will Smith, Roman Harper y Jabari Greer ya no están. Y además han perdido a Brian de la Puente y tardeado a Darren Sproles. Veremso si no se les ha quedado el roster muy poco profundo, incluso con los rokies, incluso trayendo un sustituto de de la Puente (Jonathan Goodwin) y al mejor safety del mercado (Jairus Byrd).

Proyecto nuevo en Tampa Bay, sean pacientes.


La revolución de los Tampa Bay Buccaneers empieza por el staff. Y por los horribles uniformes, pero eso es harina de otro costal. Lovie Smith es el nuevo HC, y siendo con muchísima diferencia el coach con mayor experiencia en el mercado, está claro que quería la dirección de los Bucs. Smith se trajo como DC a Leslie Frazier, con quien comparte esquemas defensivos. El OC viene de college, Jeff Tedford, pero de un college que no está entregado a la spread offense como es California.

Estilo definido, falta revisar el personal. Y los Bucs, mirando por el salary cap, dejaron ir a Tiquan Underwood, Gabe Carimi, Donald Penn, Jeremy Zuttah, Daniel Te’o-Nesheim, Dekoda Watson y Tom Crabtree. Aun así tuvieron que ir más allá y cortar a Darrelle Revis y tradear a Mike Williams. El plan es a largo plazo y buscan desarrollar jóvenes como los rookies Mike Evans y Austin Seferian-Jenkins. Pero con todo el espacios salarial liberado lo que buscaban eran un puñado de incorporaciones fuertes, que han sido Josh McCown, Evan Dietrich-Smith, Michael Johnson, Alterraun Verner y Mike Jenkins.