Entradas mas vistas del último mes

"ndaqb" 2014 ½ season awards!

La semana 9 de la temporada de la NFL es el ecuador de la misma. pero tras la semana 8, ya hay equipos con 8 partidos jugados. Así que es el momento para ponerse a revisar estadísticas y elegir a los ganadores de los premios a ½ temporada. Aquí vienen los que entrega esta casa.

MVP: DeMarco Murray, RB, Dallas Cowboys. Para mi, en elegir a un MVP una cosa que tienes que mirar es que el jugador este un paso por delante de los demás en tu categoría. Y en la categoría de RB, Murray está solo. 1054 yds (mas 239 de recepción) y 7 TDs. Con más de 130 yds por partido es candidato a batir el record de Eric Dickerson.



OPoY: Peyton Manning, QB, Denver Broncos. El hombre record lleva 22 TDs y 3 INTs. No va camino de tener tantos TDs como en 2013, pero también tiene un índice de INTs por partido menor.

DPoY: JJ Watt, DE, Houston Texans. Incontestable, simplemente. No es el líder en sacks de la liga (tiene 3 menos que Justin Houston), pero Watt tiene 2 TDs de retorno (1 fumble y 1 INT). Es una maquina.



ORoY: Sammy Watkins, WR, Buffalo Bills. Hay 2 rookies con 5 TDs en lo que llevamos de temporada, y prácticamente tienen las mismas yds y yds/recepcion, pero para mi Watkins gana a Kelvin Benjamin. Los Bills son un equipo al alza, entre otras cosas por Watkins.

DRoY: Anthony Barr, LB, Minnesota Vikings. Tras el partido de la semana pasada, es el defensive rookie de moda. Pero no es solo lo del domingo pasado. Lleva 3 sacks y 3 fumbles recuperados (1 TD).



CPoY: Ahmad Bradshaw, RB, Indianapolis Colts. Tras jugar solo 3 partidos en 2013 al acabarse pronto su año por una lesión de cuello, Bradshaw ha vuelto y se ha convertido en el hombre endzone de los Colts. Lleva 8 TDs (2 de carrera y 6 de recepción).

CoY: Bruce Arians, HC, Arizona Cardinals. No tiene el mejor roster, ni su equipo saca la nota más alta si juntamos estadísticas de ataque y de defensa, pero los Cardinals de Arians tienen tantas victorias como el que más. Es un líder.


Week 8 NFL 2014: El después

Vivimos en la era del QB y del juego aéreo. Son numerosos los factores que influyen en esto (reglas, esquemas, jugadores), y mirando los números, vemos que en los últimos 4 años la cantidad de partidos con un QB pasando por +400 yds ha aumentado notablemente. Ben Roethlisberger paso ayer (en la victoria de Steelers sobre Colts) por 522 yds (4ª mayor marca histórica) y 6 TDs. Enhorabuena a Big Ben por convertirse en el único QB con 2 partidos de +500 yds. En esta NFL moderna, el record de Norm Van Brocklin peligra continuamente. En mi opinión, ojala nunca se rompa. Por el factor romántico que tiene.


Bonita experiencia que pongan un partido NFL en horario europeo. Para los que estamos aquí, porque habrá que esperar a ver los ratings que tuvo la FOX para valorar el experimento. Otro más en esta burbuja que es el Football in London, que puede que están hinchando en exceso. El partido acabo con victoria de Lions, y fue muy extraño. Los Falcons dominaron una mitad (0-21) y los Lions la otra (22-0, con FG en el ultimo segundo). Tan mal la actuación de un Lions al principio como de Falcons al final. Pero en general Lions fueron mejores y ahí está la victoria.

Pero para experiencia bonita ver a una defensa ganar un partido en la prorroga, que no pasa muy a menudo. Aunque fuese en un partido soso como una día sin pan. Vikings se llevaron una victoria de su visita a Tampa, con un fumble return para TD en la primera jugada de la primera posesión de la prorroga. Anthony Barr (rookie LB) le robo el balón a Austin Sefarian-Jenkins (rookie TE), el mismo lo cogió y corrió 26 yds para cerrar el partido.



Ya sabíamos que ni Panthers ni Seahawks andaban finos. Y que llegasen 6-6 al último cuarto, es bastante explicito. No penséis viendo el marcador que fue un partido de super-defensas (salvando quizás al pass rush de Seahawks), porque si que se movieron las cadenas, solo hubo tres 3&out en todo el partido. Los ataques generaron yardas, pero cometieron errores groseros. Fumbles feos, INTs flotantes, etc. Los Seahawks generaron su único drive bueno cuando más lo necesitaban, al final, y se llevaron la victoria en el avión.  

Volvieron los Bengals. Bueno, volvieron a ganar, porque el buen juego que tenían hace un mes aun está por llegar. Andy Dalton cometió 2 turnovers (y corrió por 2 TDs, es impredecible), pero la defensa llego al auxilio. Interceptaron a Flacco 2 veces y le dejaron por debajo de 200 yds. Esa si es una buena señal, de cara a una recuperación. De momento ya han recuperado (por muy poco) el liderato de la AFC North.

Los Cardinals son de verdad. Se enfrentaban a un equipo con su mismo record de victorias, los Eagles, así que era el perfecto partido para medirles. Y ganaron, con unos minutos finales magníficos. Su ataque es de verdad, la bomba que Carlson Palmer le lanza John Brown dentro ya del 2 minute warning lo demuestra. Su defensa es de verdad, habiendo despejado 3 pases de Nick Foles a sus WRs en la endzone, que habrían dado de nuevo la vuelta al partido.



Ronda rápida (ronda relámpago, como decían en Friends):

Bears en caída libre. Los Patriots los pasaron por encima, y no mostraron ni una señal para el optimismo en Chicago.

El pass rush de Chiefs vuelve a rendir como en sus mejores tiempos, con 7 sacks en su victoria contra Rams, 3 de ellos de Justin Houston (líder en sacks en la NFL).

Noche desastrosa para Packers: caen en New Orleans, horrible partido de su defensa, y Aaron Rodgers acabo con los isquiotibiales tocados. Menos mal que viene un bye week.

Week 8 NFL 2014: El antes

La jornada comenzó con el TNF, donde Broncos ganaron a Chargers en Denver. Sensacional partido del WR Emmanuel Sanders (3 TDs). Causa y producto de un partido para olvidar del CB Richard Marshall. Ese es el CB4 de Chargers en el depth chart, y que jugase ayer habla de lo castigada que esta la secondary con lesiones. No es el mejor estado en el que hacer frente a los Broncos.

¡Recordar varias cosas antes de ir con el grueso!

Hay dos equipos con bye week esta semana (la ultima antes de cruzar el ecuador): Giants y 49ers.

El cambio de hora hará que la jornada sea una hora antes (las sesiones serán a las 6:00, a las 9:30 y a la 1:30.

Lions y Falcons están en Inglaterra listos para otra sesión internacional de la NFL (internacional no, otra-nacional si, el día que salgan de London hablaremos de otra cosa). El partido es especial porque se jugara con horario de Premiere League: 2:30 del mediodía.


Mi etiqueta de partido de la jornada va para el Eagles-Cardinals. Estos Cardinals son muy entretenidos de ver, con una defensa que es la líder de la NFL haciendo frente a la carrera, y un Carlson Palmer en su versión más eficaz. Ante una defensa como la de los Cards, será clave el uso que Nick Foles le dé a sus TEs, empezando por Zach Ertz. Y por su puesto el uso que se dé a LeSean McCoy en el juego de pase.

Ojo al Colts-Steelers. Los de Indy están escribiendo buenos números en las estadísticas de ataque, cosa normal teniendo a Andrew Luck al frente de ese ataque. Lo que sorprende mas es que también lo están haciendo en defensa. Sorprende por las bajas sufridas en una defensa que de inicio no era de las mejores, y por que empezaron el año 0-2 y encajando 51 puntos. Los Steelers mientras, son impredecibles. Han ganado partidos competitivos ante Panthers o Texans, y a su vez han perdido contra Buccaneers. Si salen a jugar los Steelers buenos, tendremos un partidazo.



¿Os acordáis de cuando bajaban revueltas las aguas en el rio de los Patriots? Se marcaron un partidazo a la semana siguiente. Ahora hay rápidos y remolinos en el rio de Bears, y visitan esta semana a los Patriots. Sinceramente, no veo a los Bears apisonando a los Patriots y disipando todas las dudas. Pero si creo que Jay Cutler, Brandon Marshall o Kyle Long (por citar algunos de los señalados la semana pasada) trataran de tirar del carro ellos primero. Que lo consigan es otra cosa.

Un duelo entre Seahawks y Panthers suena a un partidazo de 2013. Lamentablemente para ellos estamos en 2014, y los equipos que saltaran al campo en Charlotte están generando dudas. Subsanables, por supuesto, empezando por el domingo. La defensa de los Panthers ha pegado un bajón impresionante, y difícil de entender pues era su unida estrella, y porque la gran mayoría de bajas del equipo han sido en ataque. Y lo de Seahawks (por más que haya gente que diga que si están acabados) es solo un bajón puntual, y mas físico que de sistema. Pero el físico importa bastante en este negocio.

La división de los Steelers estaba firmemente liderada por los Bengals hace no tanto, y ahora son los Ravens los que cortan el bacalao. ¿Cuándo podría venir mejor un Ravens-Bengals? Sera el que cierre la serie, ya vivimos el de ida en la week 1 (un partido muy entretenido que acabo con victoria de Bengals). Los Ravens llevan una quincena casi perfecta, encontrado un gran equilibrio en ataque, y con una defensa solida. ¡Justo las cualidades que tenían los Bengals hasta su debacle! ¿Magia? No, la lesión de AJ Green.



Ronda rápida:

Si la Texas Governor’s Cup se jugó hace unas semanas, esta semana se juega la Missouri Governor’s Cup: Rams-Chiefs en Kansas City. Ojala estas rivalidades fuesen como en college.

El único equipo que aun no conoce la victoria, Raiders, visita Cleveland. Ojo que después de este partido la schedule de los Raiders se pone empinada como una pared.

Que salga el que había pensado que Colt McCoy jugaría un partido (y un MNF, y contra Cowboys) esta temporada. Nadie, ¿no?

College Football: 50%

Entramos en la segunda mitad de la temporada más excitante de college football del último lustro. No podría ser mejor temporada para el debut de College Football Playoff.

El estado de Mississippi es el estado de moda en la FBS, habiendo desbancado al de Alabama en la cúspide de la SEC. Pero Alabama (4) y Auburn (5) no están muy lejos de Mississippi State (1) y Ole Miss (3). Todo queda en la SEC West, que copa 4 de los 5 puestos de arriba de los rankings de AP (el otro es FSU). Pero aún quedan kilómetros, y esto fijo no acaba así.



En la SEC tenemos muchos enfrentamientos directos entre los de la SEC West. Antes de la última semana con la Egg Bowl (Mississippi St-Ole Miss) y la Iron Bowl (Auburn-Alabama) quedan un Auburn-Ole Miss y un Mississippi St-Alabama. Y ojo al SEC Championship contra (seguramente) Georgia. Mientras, Florida St tiene una schedule asequible hasta el ACC Championship (contra ¿Duke?), que por ser un championship game no se puede tildar de asequible así por así.

Como máximo habría 2 equipos (Marshall aparte) invictos a final de temporada: Florida St y el que gane la Egg Bowl (si gana el SEC Championship). Los candidatos para los otros 2 puestos del CFP se repartirían entre varios candidatos: los campeones de las otras 4 conferencias grandes, Notre Dame (si no pierde más) y algún pez gordo de la SEC West (si se dan las circunstancias adecuadas).

Oregon se ha quedado un poco solo en la Pac-12. Cayeron con Arizona, pero el resto también ha caído. En su división Stanford ya está detrás con 2 derrotas, aunque si les da por ganar a Oregon cambiarían las cosas. En la otra división UCLA ha perdido ya 2 veces y se ha descolgado del tren de candidatos a jugar el Pac-12 Championship: USC, Arizona St, Arizona y Utah.



La Big 12 se las prometía felices con Oklahoma y Baylor  muy arriba, y no muy lejos TCU, Oklahoma State y Kansas State. Empezaron los enfrentamientos entre ellos y empezaron a caer candidatos, pero han llegado al punto en que ya no queda nadie invicto. Oklahoma cayo con TCU, TCU con Baylor, Oklahoma St con TCU, Oklahoma de nuevo con Kansas St, y (lo más sorprendente) Baylor con West Virginia. Baylor, Kansas St y TCU se mantienen con 1 derrota y en el top15, y sus duelos directos decidirán esta conferencia (recordar que no tiene divisiones ni partido final).

En dos semanas tenemos el Michigan St-Ohio St que decidirá mucho de la Big Ten, y que dejara solo a un equipo de esta conferencia en el top10. El resto de schedules de ambos es bastante mas benévola. Aunque Ohio State también tiene en el camino a una Minnesota que está en la carrera por ganar la otra división, junto con Nebraska e Iowa. Y vistos los años anteriores, no puedes descartar que en el Big Ten Championship gane el no-favorito.

La invitación a una CFP Bowl (Peach Bowl seguramente) para el mejor campeón de las conferencias fuera del Power 5 está en manos de East Carolina si no pierde ningún partido más (la American no tiene partido final). El partido mas difícil es el ultimo de la schedule, contra UCF, y que podría servirnos de championship game. Marshall esta también en rankings, pero la schedule de la C-USA es tan débil que si East Carolina no pierde, siempre estará por encima de Marshall. Aunque quizás por ser invictos se animan los de CFP a darles una invitación.



En las otras divisiones fuera del Power 5, no hay ningún ranked. Colorado St tiene algún voto en la AP y la Coaches, pero necesitan no perder nada más, y que empiece a perder mucha gente. De hecho parten en desventaja en la MW, su derrota (la única) contra Boise St les pone por detrás en su división. Necesitan que Boise St pierda un partido más, y luego ganar el MW Championship Game (¿contra SDSU o SJSU?).

Para mencionar a todas las conferencias, menciono como está el tema en la MAC y la Sun Belt. Estas dos conferencias están muy abiertas, y aunque el nivel no sea tan alto, la competencia es máxima (todos mediocres, todos igual de mediocres). Toledo parece el equipo más fuerte de la MAC. En la Sun Belt, Georgia Southern (primer año en FBS) podría sorprender a los equipos mas veteranos. Su mas cercano rival es ULL, con quien no tiene que jugar este año (son un desastre las schedules de la Sun Belt), por lo que podría haber 2 campeones.