Entradas mas vistas del último mes

Historias cortas: Los Angeles 1932

Pocos deportes de popularidad mundial lo tendrían más difícil que el american football para poder meterse en la categoría de deporte olímpico. Es opinable, pero son muchas las razones. Pero ahí no entramos hoy. Vamos a viajar en el tiempo y el espacio, esta vez a los Juegos Olimpicos de Los Angeles 1932.

Eran los segundos juegos en territorio estadounidense, después de St. Louis 1904. En aquella fecha se practicó american football como deporte de exhibición. No se jugó ningún partido, solo se hicieron. Para 1932, se decidió que se jugaría un amistoso en el Los Angeles Memorial Colisseum, con jugadores universitarios.

El partido enfrento a dos equipos que representaban a las universidades del este y del oeste. Para el este se juntaron miembros de Princeton, Yale y Harvard. Para el oeste lo hicieron miembros de Stanford, California y USC. El West Team gano 7-6 el partido. Hasta el último cuarto el marcador estuvo intacto, y lo que decidió el partido fue un PAT bloqueado. Mas de 41.000 personas vieron el partido, algo menos de una media entrada.

El Colisseum durante los Juegos de 1932

Los participantes se trataban de jugadores ya graduados. El plan original era un USC-Yale, con todas las de la ley, como una bowl pero en agosto. Pero por varios problemas con el asunto de usar jugadores colegiales para un partido fuera de la competición universitaria, esto no fue posible, y se montó una especie de All-Star en su lugar.

Y si bien a nivel olímpico esto quedo como algo no muy significativo, a nivel del propio deporte si significo un inicio. En 1934 se comenzó a jugar el College All-Star Game, que enfrentaba al campeón de la NFL con un equipo formado por graduados de los equipos universitarios. Esto produjo un incremento del interés de los jugadores que salían del college de entrar en un profesionalismo aun en la sombra. Y ya en 1936 se celebró el primer Draft. Y ese giro en la historia es sin duda uno de los más importantes.

Historias cortas: La Iliada

Esta historia corta trata, en cierta manera, sobre historia antigua. Bueno, también sobre 1988. Esa no es una historia tan antigua.  Más concretamente del día de año nuevo de 1988, día en que se jugó la edición número 74 de la Rose Bowl. Ese día jugaron USC y Michigan State en Pasadena. Michigan State gano a USC 17-20.

Ahora viene el vínculo que nos llevara a retroceder más de 3 milenios. Como muchos sabréis el nombre de los equipos deportivos de USC es Trojans, y de Michigan State es Spartans. Troyanos y espartanos fueron 2 de las facciones que lucharon en la Guerra de Troya, narrada por Homero en la Iliada. Mucha gente cree que la Guerra de Troya es solo un evento literario y que no pasó en realidad. Aquí cada uno tiene su opinión. La mía es que un evento bélico ocurrió, y Homero decidió contarlo a lo grande. El estilo de la época, claro.

El hogar de los troyanos fue el que sirvió como campo de batalla de esta guerra, y los espartanos eran uno de los pueblos que integraban a los aqueos, la unión de gente de Grecia que se unió para cruzar el Egeo y atacar Troya. Homero nos cuenta que el príncipe Paris de Troya se llevó a Helena, mujer del rey Menelao de Esparta, medio consentidamente, medio forzadamente. Este fue el desencadenante de todos los eventos posteriores.

Los Spartans se llevaron a Helena de Troya para Michigan


Volviendo al presente, lo que me llamo la atención cuando leí la reseña de esta Rose Bowl, es que la tradición oral y escrita del college football no se refiere a este partido con algún apodo que haga referencia a la Antigua Grecia. ¡Con lo dados a estas cosas que son los cronistas deportivos americanos! Podría haber sido  “The Greek Wars”, “The War of Troy” o “The Iliad”. Más cuando aquel enfrentamiento era el segundo de estos equipos en esa temporada, pues se enfrentaron entre ellos en el partido que abrió sus temporadas. Algo tampoco tan habitual, en 118 años se han enfrentado solo 8 veces.

En fin, que falta de originalidad.

Historias cortas: Plan B Patriots

Los New England Patriots son un plan B. Su nombre, quiero decir. Así es, la historia corta de hoy va sobre un tema que me gusta mucho, la etimología de los nombres de los equipos. Y la franquicia de los Patriots tiene el record del nombre más efímero de la historia moderna de la NFL.

Los Patriots se fundaron en 1960, siendo uno de los miembros del Foolish Club, el club de 8 que fundo la AFL. Hasta la temporada 1970, la primera en la NFL, se conoció al equipo como los Boston Patriots. Esos años fueron vagabundeando por varios estadios del área de Boston, como Fenway Park, Harvard Stadium o el Alumni Stadium de Boston College. La franquicia se mudó a un estadio propio en 1971, pero el solar que encontraron estaba fuera del área metropolitana.

Los Patriots buscaron cambiar su nombre para ampliar su fanbase a su nueva zona de operación en Foxboro, y por extensión a todo el estado de Massachusetts. Y en febrero de 1971 anunciaron que el equipo pasaría a llamarse Bay State Patriots. Bay State es el sobrenombre con el que se conoce al estado de Massachusetts. Ni 2 meses duro ese nombre. La NFL en su primera reunión de marzo decidió en contra de ese cambio de nombre considerándolo inapropiado y obligo a los Patriots a escoger otra opción.

Mejor que una ciudad, un estado, y mejor varios.


Ahí es cuando la franquicia opto por la segunda opción, la de New England Patriots. Ciertamente si lo que querían era ampliar su zona de influencia con su cambio de nombre esta opción era la más indicada desde el primer minuto. El área de influencia de la ciudad de Boston traspasa las fronteras hacia New Hampshire y Rhode Island, ¿Por qué quedarse en el Bay State? New England es un término más usado e incluye aún más estados que esos 3. Estados todos sin equipo de football profesional. La NFL le hizo un gran favor a la franquicia con su oposición al plan A de Patriots.

Da la casualidad que ese mismo 1971 en la NBA, los entonces San Francisco Warriors se movieron a Oakland con el nombre de Golden State Warrios. Misma situacion, pues Golden State es el sobrenombre de California. Pero ese es un caso completamente diferente. Y ahí siguen con ese nombre a día de hoy.

Historias cortas: Una bolsa de alubias

Se trata de algo que, si no conocíais de su existencia, puede que ni os hayáis percatado de ello nunca. Los detalles pequeños por televisión a veces pasan desapercibidos, más si el tono de colores no ayuda a ello. Estoy hablando del objeto lo que llevan los árbitros en el cinturón, en el lado opuesto a donde llevan el pañuelo amarillo.

Es una pequeña bolsa de alubias azul. Azul en el caso de la NFL, pero el color puede cambiar según la competición que sea. No, azul no es el más visible sobre la verde hierba. En la NCAA suele ser naranja. Al espectador desde casa lo más normal es que le haya pasado es que haya visto un objeto volante no identificado de color oscuro salir de las manos de un árbitro, cayendo pronto al suelo. Pues esa es la bolsa de alubias.

Ahí veis las bolsistas azules.


Tiene un peso, no es como los pañuelos que son más ligeros y permanecen más tiempo en el aire.  Aquí no importa que se vea la señal, como con los pañuelos. Es algo de comunicación interna de los árbitros. Usan la bolsa para marcar en qué punto del campo se ha producido una acción a la que se le puede aplicar luego una penalización. Vamos, para saber de dónde partir por si se tiene que añadir o deducir yardas de penalización.

Hay 3 casos principales donde un punto necesita ser marcado con una bolsa. Son el punto donde se ha producido un fumble, donde se ha recibido y donde ha acabado el retorno de un kickoff o punt, o el lugar donde un jugador que no tiene el balón ha salido de los límites del campo. En este último caso no se usa el punto como origen en la aplicación de penalizaciones, más bien se usa como recordatorio de que un jugador se ha convertido en ilegal para tocar el balón. Hay además un par de casos más muy excepcionales.

Lo que si habréis visto todos es a un árbitro lanzar su gorro al suelo. Bueno, ese gorro es un sustituto de la bolsa de alubias. Normalmente pasa cuando un oficial esta en carrera, y tiene más a mano la gorra que la bolsa del cinturón. Lo importante es marcar el punto, con lo que sea. ¿Pero a que la gorra si la veis fácil? Una bolsa azul nos hace a todos astigmáticos. Mas astigmáticos si ya lo somos.